Nota de ECOS | 20.01.2019

Talvi, los cuartos de final de la Copa y la “oportunidad histórica”

El precandidato sostuvo que a los colorados estar lejos del poder los rejuveneció, y que hoy tienen la gran chance de reinventarse.

 

“Tenemos una tremenda elección por delante, las mal llamadas elecciones internas. No son internas, son la primera fase de una elección nacional a tres vueltas. Son los cuartos de final por la copa.”

Así se refirió el precandidato colorado Ernesto Talvi al aludir a la instancia electoral del 30 de junio, en la que todos los partidos, a partir de una votación abierta, deberán definir sus candidatos presidenciales.

Una definición que, en el caso de su partido, dijo, no es asunto de colorados. 

“Es un asunto nacional. En este partido nos jugamos el país”, aseguró.

Talvi destacó la “oportunidad histórica” que este ciclo electoral representa para el Partido Colorado. 

“Estar lejos del poder nos ha mejorado, nos rejuveneció”, sostuvo. “Los partidos no son entidades fijas iguales a sí mismas a través del tiempo. Tienen ciclos de crecimiento, de victorias y ciclos de decadencia”. 

Y así, dijo, vuelven a renacer, con las lecciones aprendidas, nuevos líderes y nuevas dirigencias. 

“Hoy tenemos la chance de reinventarnos, de que el Partido Colorado sea la gran alternativa de cambio en las próximas elecciones nacionales”, destacó.

El diputado Adrián Peña, uno de los principales referentes de Ciudadanos, el sector que respalda su candidatura, se refirió a la decisión de Talvi de rechazar, su momento, el apoyo político que le ofreció el ex presidente Julio María Sanguinetti. 

“Renunció a aceptar apoyos que le hubieran asegurado un triunfo en la interna, pensando en el crecimiento del Partido Colorado y en el triunfo de la oposición”, sostuvo el legislador. “Antepuso los intereses del país y del Partido a la conveniencia política”.

Talvi encabezó este sábado en Florida un encuentro que reunió a toda la estructura nacional de Ciudadanos, el sector en el que se apoya su postulación. Allí, expresó que el porvenir del Uruguay depende del agro.

“Tenemos que dejar de soñar con el petróleo’ afirmó. “Nuestro petróleo es el campo y ser productor de alimentos es el gran destino del país”, apuntó Talvi ante los dirigentes.

En ese marco fue que presentó a Ana Inés Zerbino como su referente en Economía. Directora del fondo de inversión InCapital, fue gerenta general adjunta de Scotiabank.

“En los últimos 4 años se perdieron 60.000 puestos de trabajo y la inversión privada tuvo una caída muy importante”, advirtió la economista, que se refirió a los sectores que están pasando por dificultades como “el arrocero con márgenes negativos, perdiendo dinero en cada cosecha”.

En Desarrollo Productivo, Talvi estará asesorado por Carlos María Uriarte, productor y ex presidente de la Federación Rural. 

Uriarte destacó la importancia de desarrollar un “marcado perfil agroexportador y turístico, competitivo y estable” para el país. En este sentido, “Nueva Zelanda debería ser el modelo a seguir”, dijo.

“Somos un país urbano que si bien vive del agro no tiene conciencia de ello”, afirmó. 

Respecto a la situación del sector lácteo, declaró: “Le pido a los lecheros que no desistan. A veces los resultados son magros, pero realmente, los países serios viven de la gente que trabaja”.

Las “condiciones esenciales” para el cambio, dijo, se basan en “un Estado que vele por no transmitir ineficiencias y costos de sobredimensionamientos a los trabajadores y a los productores” y que los sectores públicos y privado trabajen en “estrecha vinculación, en una virtuosa sinergia, donde el Estado sea un facilitador, y los privados los ejecutores”. 
 
El equipo lo completa otro productor agropecuario, José Luis Blasina, que fue además uno de los principales oradores del acto del Movimiento Un Solo Uruguay el año pasado.

Blasina se preocupó en destacar su perfil políticamente independiente. 

“Es la primera vez que participo en un acto político”, aclaró. “Francamente no les voy a decir que soy colorado, no me siento colorado, no me siento blanco, no me siento frenteamplista”, dijo. “Sí un ciudadano que le gusta soñar con un país mejor y tratar de luego aterrizar esos sueños”.

Si sueño es, dijo, hacer de Uruguay un país vidriera del mundo.

“Vamos a llevar a Uruguay a pobreza cero partiendo de la tierra, partiendo de producciones que son ejemplares y que el mundo nos esta pidiendo”, afirmó.

La idea es aprovechar el conocimiento que hoy hay para acelerar el cambio tecnológico en el agro. “Que el productor tenga la tranquilidad de que en el estado tiene un socio y no un perpetuo recaudador”, señaló Blasina.

 

ECOS

Sé el primero en comentar

Por favor revise su correo electrónico para obtener un enlace para activar su cuenta.